Home Actualidad Municipio pequeño, empresa grande

Municipio pequeño, empresa grande

Municipio pequeño, empresa grande
0
0

No. 47/ Domingo 28 de Enero de 2018// Junto a un grupo de colegas y compañeros de La Escuela de Ciudadanos, estamos por acompañar a una empresa de considerable tamaño (líder en el mercado venezolano y con marcada presencia internacional) que además ha sabido expandirse hacia zonas cercanas a su nicho fundamental creando nuevos negocios, más empleos y generando una constante y focalizada acción social. La corporación está ubicada (y se siente cómoda allí) en un municipio con escaso desarrollo en cuanto a comercio e industria, sociedad civil y tejido asociativo y centros de pensamiento y emprendimiento.

El futuro de ambos, empresa y municipio, está íntimamente ligado. Cualquier catástrofe, descubrimiento, tendencia social y cultural o fenómeno económico que impacte a uno, generará consecuencias casi ineludibles en el otro. Comprenderlo, es el punto de partida. No hay municipio vigoroso con empresas débiles, ni hay empresa exitosa con gobierno municipal fracasado.

Lo primero que destacamos es que el reto se plantea en la Venezuela de 2018. O sea, los interlocutores de las comunidades y la sociedad del municipio están centrados, lamentablemente en tareas y actividades realacionadas con la subsistencia básica (procura de alimentos y medicinas, generación de ingresos extraordinarios) o limitadas significativamente por la situación de tremenda inseguridad y control de buena parte de las comunidades por parte de bandas y pranes. Obviamente la realidad actual es muy diferente a la de hace 15, 7 o 3 años. Es la que tenemos. 

En este marco, cada acción o gesto tiene que buscar crear tejido asociativo, generar sociedad civil (agrupaciones ciudadanas con finalidades claras en el cumplimiento de deberes y ejercicio de derechos) a mediano plazo y procurar que todo espacio o iniciativa se diseñe sustentable desde el principio, no dependiente de la presencia o respaldo constante de la empresa. Partir de lo que exista, diversas, seguramente inicipiente y en algunos casos con raíces profundas, expresiones del tercer sector. Hay instituciones, entidades nacionales y universales que es conveniente alentar para que se funden o florezcan en el municipio. Serán aliados de largo plazo. 

Hay dos sectores a estimular, emprendedores y empresarios y funcionarios municipales y líderes políticos. Formarlos, ofrecerles oportunidades de conocer otras realidades y nuevos puntos de vista. Acompañarlos en la detección de oportunidades. Su crecimiento, aunque entre ellos compitan y a veces podamos articularles para cooperar es el de la empresa. Gana el municipio, ganan los trabajadores de la corporación y la estabilidad y proyección de la actividad productiva.

 

Ya estuvimos en una etapa inicial, seguiremos compartiendo las vivencias para dialogar con nuestros lectores.

Columna La Escuela de Ciudadanos

Para el diario 2001.

tags: